lunes, 3 de agosto de 2015

Consejos para tu blog


Si nos lo tomamos en serio, el blog puede (y debería) ser una pieza clave en nuestra estrategia de marketing online. Pero ello implica que el blog forma parte de una estrategia global, pues tenelo por tenerlo, por si a caso, y colgar allí algo de vez en cuando en función de la actualidad, te va a suponer una inversión de tiempo  y de recursos importante y ningún retorno. En cambio si pretendes que tu blog funcione y te ayude a posicionarte en Internet, te ofrecemos algunos consejos que podrían serte útiles:

Cada cuánto actualizar mi blog

No hay una ciencia exacta sobre esta materia, pero donde sí hay consenso es en que lo más recomendable es publicar cada día. Si no te ves capaz de generar tanto contenido, por lo menos publica 2 o 3 veces por semana. Antes de iniciar el blog, piénsalo bien, y deja claro si lo vas a hacer. Si ves que no vas a cumplir, no empieces, pues el blog no cumplirá su función.

Long tails y SEO

Ponerte a hacer entradas sin hacer antes un análisis de SEO es otra pérdida de tiempo. Antes de escribir un artículo, debes analizar siempre qué palabra clave quieres posicionar, y luego escribir el artículo ya pensando en posicionar esa palabra. En un principio te recomendamos usar long tails, ya que estos aportan tráfico de calidad y son relativamente fáciles de posicionar.

Generar contenidos de calidad

Tus clientes (y Google) premiarán contenido de calidad. “De calidad” para Google implica que sea un contenido relevante para el tema (uso de palabras clave), que esté bien redactado (mucho cuidado con la ortografía) y original (absterse de copy-paste,Google penaliza el contenido duplicado.

Analítica del blog

Como en otras herramientas de marketing online, siempre debes medir el impacto y retorno que te supone el blog, y ponderarlo respecto a los esfuerzos que le dediques: mide las visitas, mira si estas son de calidad, si te generan posicionamiento web, compras, etc. Aconsejamos elaborar una pequeña valoración parcial cada mes, y una global al cabo de un año, y valorar en profundidad qué nos reporta. Un año es suficiente para hacer un análisis en profundidad y te reportará una información poderosa para tomar decisiones estratégicas de futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada