jueves, 11 de junio de 2015

Los 7 pasos para el desarrollo de un diseño web


  1. ¿El cliente siempre tiene la razón? Lo primero que debemos hacer es escuchar a nuestro cliente. Que nos explique qué quiere  conseguir con la web, a qué público se quiere dirigir, cómo se imagina  el diseño de su web, etcétera.
  2. Contenidos=> diseño web:  a partir del material que aporte el cliente y el que nos pida que generemos, debemos hacernos una idea del material del cual dispondremos para la web. Hay que tener en cuentalos apartados que tendrá, qué volumen y formato de imágenes, textos, vídeos y otros elementos tendremos, nos ayudará a proyectar un diseño web que se adapte bien a nuestro material.

  3. Analiza tus competidores: observar qué están haciendo las empresas competidoras directas e indirectas. Los colores, estructuras, lenguajes gráficos, funcionalidades y programación web que usan. A partir de esta información y el briefing que nos haya pasado el cliente, determinaremos si vamos a hacer algo en la línea del sector, algo con cosas en común con el sector pero con hechos diferenciales, o apostar por algo totalmente rompedor con el resto decompetidores. Normalmente lo más acertado es el camino del medio, pero no siempre es así.
  4. ¿No logo? Esta es una pregunta muy importante. El logotipo es la base de la identidad corporativa, y su presencia en la web debe ser destacada, y su combinación con el resto de elementos de la web, armónica. Si el logotipo ya nos viene dado por el cliente, lo más aconsejable es plantear un diseño web tomando como punto de partida ese logotipo: sus colores, tipografías, efectos, elementos iconográficos, etc. Si observamos que el logotipo está desfasado o que no se corresponde con el mensaje que la marca quiere transmitir, lo mejor y más honesto es plantearle al cliente un cambio en su logotipo. Aunque para muchos diseñadores la mejor situación es cuando es una empresa de nueva creación y podemos empezar de 0, también creando el logo.
  5. Lenguaje web: el siguiente paso es escoger los elementos del lenguaje indispensables como la tipografía quevamos a utilizar (generalmente es recomendable hacerlo todo con una tipo o una familia de ellas), las iconografías que vamos a hacer, los colores a utilizar, etcétera. Estos elementos serán los que le darán cuerpo y coherencia a la web.
  6. Para lucir hay que sufrir:  lo bonito no siempre es funcional, y lo funcional no siempre es bonito. Nosotros aconsejamos unos diseños web que no crucen determinadas líneas rojas: el SEO o posicionamiento web y el web responsive design. Mientras el diseño web respete la optimización de estos dos elementos, a partir de aquí se puede dar rienda suelta a la creatividad. Por ejemplo, un tipo de diseño muy atractivo visualmente pero malo para SEO es el Parallax, como ya explicamos en otro artículo.
  7. Priorizar elementos:hay que tener muy en cuenta la importancia de cada uno de los
    contenidos y qué predominancia tienen que tener unos sobre otros en el diseño web. Esto se debe esencialmente a dos razones: que consigamos que el usuario cuando aterrice en la web haga el recorrido que más nos interesa (que pase por nuestro embudo), y para nuestro amigo SEO, pudiendo determinar los importantísimos h1, h2, h3…

No hay comentarios:

Publicar un comentario