martes, 30 de junio de 2015

Consejos para que tu tienda online sea un negocio rentable


1. Diseño web

Es fundamental que el diseño web capte la atención del usuario para que quiera conocer los productos que ofrecemos. Debe ir muy bien orientado al público al cual nos dirigimos y tener coherencia con la imagen corporativa y el conjunto de la imagen de marca que se quiere transmitir.

2. Web Responsive

Contar con un diseño web responsive es decisivo para 7 de cada 10 compradores. Si tu página web no se adapta bien al dispositivo desde el que se conecta el visitante, muy probablemente abandonará la página sin comprar y no volverá. Todo eso sin contar con las consecuencias de no tener una web responsive para tu SEO. Y una pista: el 70% de los usuarios prefieren hacer sus compras desde una tablet. Un ejemplo claro de web totalment responsive es nuestra web de repostería creativa Tartadictos.

3. Accesibilidad y usabilidad

Cuando se diseña la web debes pensar en una fácil navegación para que el usuario encuentre lo que quiera, le resulte fácil confeccionar su carrito de la compra, completar el pedido, etcétera. Para no errar,  es recomendable hacer pruebas con usuarios potenciales antes de lanzar la web: observar donde hacen clic, qué recorrido siguen por la página, con qué problemas se encuentran, etc. Una vez la web está ya subida hay herramientas que nos analizan cuál es el comportamiento del usuario, como el Analytics, o a nivel de zonas de calor herramientas como Sumome.

4. Ficha de producto

Definir una buena ficha de producto aporta seguridad al consumidor, y la conversión será más probable. Además, esto nos ayudará notablemente en nuestro posicionamiento web. La parte negtiva de este punto es que hacerlo, y aún más hacerlo bien, requiere tiempo y esfuerzo. Esto es el motivo por el cual muchas webs no tienen trabajadas las fichas del producto, y nos atreviríamos a decir que uno de los motivos que llevan a muchas tiendas online a fracasar.

5.- Imagen del producto

Elemento fundamental, pues encontrar una imagen de calidad será importante para el usuario y para nuestro amigo Google. Coger la imagen del propio proveedor, utilizar imágenes sin resolución o demasiado pequeñas, imágenes desenfocadas o imágenes excesivamente amateur, son los errores más comunes. Intentad también que todas las imágenes tengan un cierto relato conjunto, elementos en común.

A nivel de optimización de las imágenes para SEO:  todas las imágenes deben tener las mismas dimensiones, el menor peso posible, y debes añadirles siempre las palabras clave en el nombre, título y texto alternativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada